Javier Malo
En entrevista de esta edición de Agro-amigo, el maestro Javier Malo nos comparte su experiencia como escultor y nos comenta que: “Hay que vivir el arte como cotidiano para poder crear una conciencia crítica propositiva y participativa dentro de nuestra sociedad”.

¿Que representa para Javier Malo ser un artista?
Es un proyecto de vida, desde la producción del objeto artístico hasta la modificación del pensamiento en las personas que entran a mis clases de arte en la universidad, es un compromiso social, es una oportunidad mágica de vivir una vida plena, libre de pensamiento y reflexión.

Actualmente ¿En qué proyectos está trabajando?
En la actualidad realizo muchos proyectos a la vez, estoy haciendo un archivo gráfico de los artistas abstractos y a la vez estoy haciendo el registro del proceso creativo de cada uno de ellos. Otro de los proyectos es realizar mi propuesta gráfica a partir de la Deconstrucción esto implica producir grabado con cualquiera de sus técnicas y después modificarlo agregando volumen a partir de planos.
Estoy produciendo una serie de proyectos para escultura urbana con acero y escultura en pequeño formato

¿La escultura cómo actividad principal en su vida que beneficios ha traído?
Una satisfacción total para mí, no busco como finalidad el éxito económico, busco la modificación de mi rectoría a partir de la modificación de pensamiento de los que me rodean, mi proceso creativo es la Deconstrucción y mi filosofía es la Otredad.

¿Qué debe contemplar o tener en cuenta un artista a la hora de proponer o hacer una escultura pública urbana?
La escultura urbana respondía al espacio, ya que podía buscar una integración de forma o un acento o contraste en el lugar en donde se colocaba, la escultura urbana en la actualidad no es hacer cosas grandotas ahora busca la integración no solo del espacio o de la forma, busca realizar la integración del tejido social a partir de la modificación de un espacio provocando la apropiación del mismo por las personas que lo habitan, el mejor ejemplo que puedo poner de lo que se busca como modificación de un constructo de ciudad a partir de una experiencia estética lo podemos encontrar en la arquitectura de Zaha Hadid, con sus edificios alejados de la estructura tradicional, esta misma experiencia estética en la escultura la podemos admirar en la obra pública de Isamo Noguchi y Albert Paley entro otros grandes escultores que ven la escultura pública, como el diseño de un todo, forma, espacio e integración de las personas y no confunden lo grandote con lo grandioso.

¿De qué manera los agroempresarios se pueden involucrar más en la cultura y en el arte?
Como patrocinador de eventos culturales o de producción, el arte puede permear en cualquier cosa puesto que sensibiliza a las personas, esto nos lleva a que un ambiente de trabajo donde se disfruta de arte como cotidiano tiene repercusiones inmediatas en la productividad de cualquier empresa, lo mejor que podemos hacer como personas es: rodéate de arte para vivirlo y disfrutarlo como cotidiano.

¿Por qué considera importante que en los pueblos se tenga presencia y deba invertir en escultura urbana?
En estos tiempos donde se vive la agresión como cotidiano es necesario la sensibilización de las personas a través del arte y la escultura urbana bien planeada realizada por escultores especialistas en ello pueden realizar el diseño de un espacio integrador de un constructo social.

¿Qué función cultural deberían de tener los agronegocios?
La sensibilización de las personas se puede dar también a partir de este tipo de negocios, es necesario en la actualidad dar a conocer a las personas, porque debemos consumir lo que nuestro país produce en el campo y las repercusiones que tendría en nuestra salud y en nuestra economía, los agronegocios y el arte podrían crear lazos que permita reconstruir el tejido social a partir de eventos culturales no solo para los miembros de una empresa, además para los habitantes del lugar donde esta empresa se encuentra, recordando que ella es parte primordial de esta sociedad.